Se ha producido un error en este gadget.

Curiosidades



Fortalecer el suelo pélvico también mejora las relaciones sexuales

-Los ejercicios de suelo pélvico son cada vez más recomendables y necesarios

-Facilitan el parto y el postparto y previene la incontinencia urinaria
-El 45% de las mujeres sufre algún tipo de incontinencia a lo largo de su vida
-Ayudan a eliminar disfunciones sexuales y a mejorar la calidad de las mismas
La fisioterapia especializada en suelo pélvico es una realidad que cada día se extiende más en
nuestra sociedad. Los expertos ven fundamental y necesario cuidar y mantener en forma esa
parte del cuerpo. No sólo es recomendable para ayudar a las mujeres durante el embarazo,
parto y post-parto, sino que también previene la incontinencia urinaria tan frecuente en mujeres
de mediana y avanzada edad. Pero no sólo eso, los expertos aseguran además, que ayuda a
resolver disfunciones sexuales y a mejorar la calidad de las relaciones. "El suelo pélvico es una
pieza clave en las relaciones sexuales tanto en el hombre como en la mujer. Forma parte del
mecanismo de la erección y control eyaculatorio en el hombre y en la intensidad y calidad del
orgasmo en la mujer", asegura a ELMUNDO.es Antonio Meldaña , fisioterapeuta especialista en
urogineproctología y dolor.
Aunque es un trabajo más enfocado hacia las mujeres, se puede aplicar también desde niños a
partir de cinco años hasta personas mayores. "Sólo se necesitan pacientes motivados y que
puedan comprender pautas e indicaciones sencillas", asegura este experto. Para hacer ejercicios
de este tipo, en principio, no hay contraindicaciones. El objetivo es, según Meldaña, mejorar el
conocimiento, el control y la función de estos músculos así como la función sexual.
El suelo pélvico está compuesto por un grupo de músculos que conviene reforzar y tonificar
como cualquier otro músculo más del cuerpo. "Es un músculo más que hay cuidar y ejercitar",
afirma Carmen Picón, fisioterapeuta especializada en obstetricia y uroginecología de Clínicas
Ginemed en Sevilla.
España, cuenta la especialista, está atrasada con respecto a otros países como Francia, donde
estos ejercicios se realizan de rutina en muchos hospitales. Pero, pese a este retraso, cada vez
son más los sitios especializados, tanto centros de fisioterapia como hospitales, donde se ofrece este servicio. "Es un trabajo de fisioterapia. No hay medicación, tan sólo trabajo físico en el que,
además, aprendes a conocer tu propio cuerpo", mantiene Picón. Pero matiza: "Lo más
importante es el trabajo multidisciplinar junto con los ginecólogos y otros profesionales del
centro".
Embarazo, incontinencia y sexo
Por su parte, Estela Pérez, fisioterapeuta de iQtra, en el Hospital USP San José de Madrid,
asegura que "el buen estado del suelo pélvico influye en la calidad de vida de las mujeres de
forma notable, y ello lo aprecian aquéllas que, tras sufrir alguna molestia, han conseguido
disminuirla o eliminarla gracias al trabajo consciente y supervisado".
Hay etapas en la vida de las mujeres donde el suelo pélvico sufre de manera especial. Tal es el
caso del embarazo, parto y pos-parto; y, posteriormente, todo el periodo de la menopausia. Por
ello, "mantener un correcto estado de la musculatura del suelo pélvico facilita el parto y la
recuperación posterior". De hecho, mantiene que "algunos de los obstetricitas del hospital
felicitan a las pacientes que han trabajado en ello durante el embarazo ya que el transcurso del
parto se ha visto favorecidas por ello".
Por otro lado, la debilidad de la musculatura del suelo pélvico es responsable de patologías tales
como los prolapsos o descensos de vísceras abdominales y también de distintas disfunciones
sexuales. El trabajo del suelo pélvico asegura una mejor flexibilidad de la zona y por tanto,
aseguran los fisioterapeutas, más elasticidad, movilidad y menos dolor. "Hay mujeres, incluso
jóvenes, que tienen dolor durante la penetración y ello frena el orgasmo, lo que impide que haya
una relación sexual satisfactoria", explica Picón. Además, deben reconocer el problema y pensar
que sí tiene solución. "Tener dolor en las relaciones sexuales no es normal, por eso es necesario
que se les quite la vergüenza y confíen en el especialista. Porque el problema, si se trata
periódicamente, tiene solución", cuenta convencida.
Pero si hay una patología donde el suelo pélvico juega un papel crucial esa es la incontinencia
urinaria. Según datos proporcionados por el Hospital San José, el 45% de las mujeres tiene este
problema a lo largo de su vida. Pero éste y todos los demás trastornos pueden ser prevenidos y
tratados manteniendo en buen estado de esta musculatura. Por ello es muy importante que
"todas las mujeres -tengan o no alguna patología-, aprendan a realizar estos ejercicios y los
incorporen a su rutina diaria, ya que el beneficio es apreciable en cualquier momento a lo largo
de la vida de la mujer", explica la fisioterapeuta del hospital.
Además de los beneficios anteriores, Pérez indica que el trabajo del suelo pélvico ayuda a
optimizar la postura global corporal y a mantener el abdomen firme, e incluso mejora
notablemente los síntomas de distintas patologías que afectan a la columna vertebral, como la
escoliosis. Y para ello pone un ejemplo de un caso real de una adolescente con escoliosis que le
provocaba simetrías y malas posiciones de su columna. Con el tratamiento, se consiguió una
corrección postural además de una mejora considerable en las molestias.
Pero también hay otros factores de riesgo, que puntualiza por su parte la fisioterapeuta de
Ginemed, done el suelo pélvico puede sufrir notablemente y donde de nuevo el trabajo de esta
zona se convierte en algo "fundamental y eficaz". Estos son la obesidad y las mujeres
deportistas de élite en las que sus disciplinas impliquen saltos o coger peso. Por ejemplo, salto
de pértiga o levantamiento de peso.
¿Cómo se trabaja el suelo pélvico?
Las rutinas a realizar son desde los famosos ejercicios de Kegel y los abdominales hipopresivos,
hasta los puramente específicos para ejercitar las distintas zonas del suelo pélvico. También,
dependiendo del caso, explica Picón, se trabaja con aparataje como corrientes eléctricas, conos
vaginales, bolas chinas, etc. "Estas últimas se utilizan especialmente para el fortalecimiento de la musculatura", aclara.
Las sesiones que Estela Pérez lleva a cabo en el Hospital San José de Madrid, (donde además
se realizan tallares informativos para mujeres), se inician con un taller teórico-práctico básico con
el objetivo de conocer su cuerpo. "Vemos gráficos de los músculos y explicamos qué órganos
anatómicos están implicados tanto en la buena salud del suelo pélvico como en las posibles
patologías que éste pueda presentar", indica.
El segundo paso sería exploración individual de la paciente en la que, en función del grado de
debilidad del suelo pélvico, se recomienda trabajo en grupo o individual, con la ayuda de
aparatología de apoyo. Por último, en las sesiones (tanto individuales como en grupo) se va
alternando trabajo de musculatura abdominal profunda con trabajo específico de músculos del
suelo pélvico durante una hora.
"La calidad en la ejecución del ejercicio es imprescindible en este trabajo, por eso la supervisión
y corrección es muy importante", apunta la experta. En ello, también insiste Picón: "Es
fundamental el trabajo guiado por especialistas, que te enseñen a conocer tu cuerpo y a realizar
correctamente los ejercicios". Si el tratamiento no se abandona, éste será muy eficaz, pero "el
seguimiento es esencial", reclama la experta.
Además de ello, estos fisioterapeutas insisten en la importancia del trabajo multidisciplinar y
coordinado con los demás expertos y sobre todo, en la prevención. "Lo ideal sería la prevención,
como en tantas otras áreas médicas, y que la sociedad se familiarice con este problema antes de
que aparezca".



Ejercicios con las bolas chinas, Tonificación del suelo pélvico paso a paso.




Siguiendo las encuestas y vuestros comentarios aquí tenéis unos ejercicios para realizar con las
bolas chinas y ejercitar la musculatura del suelo pélvico. La tonificación del suelo pélvico evita
problemas de incontinencia urinaria, facilita el parto y la recuperación, y consiguen alcanzar un
mayor placer sexual.
Las bolas deben colocarse siguiendo los pasos que aparecen en post anteriores y utilizando un
poco de lubricante. La postura debe ser tumbada boca arriba con las piernas flexionadas y
elevando las rodillas. Una vez se vaya consiguiendo una mayor tonificación de la musculatura se
podrá realizar el ejercicio de pie aumentando la eficacia del ejercicio al tener que sujetar mas
peso.
Es conveniente vaciar la vejiga antes de comenzar la rutina. Durante el ejercicio hay que
concentrarse en los músculos que rodean a las bolas chinas, no se trata de tensar los
abdominales, ni contraer las nalgas. La sensación durante el ejercicio es similar a cuando se
retiene el flujo de la orina.
Hay que comenzar poco a poco, no se debe empezar realizando un gran esfuerzo, hay que
mantener las bolas durante un tiempo corto e ir aumentando progresivamente hasta llegar a los
10 segundos. Hay que intentar conseguir un ritmo constante durante todo el ejercicio. También
se puede ir aumentando progresivamente el peso en el caso de que se disponga de unas bolas
con esa posibilidad.
Rutina de ejercicio en 4 pasos:
Contraer la musculatura del suelo pélvico para elevar las bolas chinas en la vagina.
Mantener los músculos contraídos durante 3 a 10 segundos. Es conveniente respirar
profundamente al igual que se respira cuando se ejercita cualquier otro músculo. Durante la
contracción se aspira y en la relajación se expira.
Liberar la contracción y expirar de forma relajada. Las bolas caerán ligeramente.
Relajar el músculo y descansar durante un tiempo hasta recuperarse para volver a repetir el
ejercicio comenzando en el punto 1. Es conveniente utilizar la menos el mismo tiempo que en el
paso 2.
Esta rutina de 4 pasos se repite 10 veces y el ejercicio puede realizarse 3 veces al día en función
de las capacidades de cada una.
Se puede comprobar que el ejercicio se está realizando correctamente introduciendo un dedo en
la vagina con un poco de lubricante y comprobando que las bolas suben durante la contracción y bajan en el momento de la relajación.
Es imprescindible utilizar unas bolas de calidad con materiales hipoalergénicos como la silicona,
y utilizar el peso adecuado.
El ejercicio que detallamos puede que no sea adecuado para determinados casos individuales.
Estos ejercicios deben realizarse bajo consulta médica especialmente en los casos de embarazo
o recuperación de cualquier tipo de lesión o cirugía genito-urinaria o del suelo pélvico.








Bolas Ben Wa o Bolas Chinas (también bolas de geisha)




Por lo general son 2 bolas bastante
ligeras, de superficie de silicona aterciopelada  que la mujer introduce en la vagina y que,
normalmente, tienen en su interior otras bolas más pequeñas,creando un vacío en el interior.
Mediante el movimiento las bolas interiores golpean con las exteriores y realizan una especie de
efecto vibratorio, produciendo sensaciones muy eróticas y placenteras. Son muy cómodas y
altamente recomendadas para ser usadas mientras se camina, con lo que aumentan las
sensaciones.
A la hora de elegir unas bolas chinas nos fijamos en la calidad de las mismas y la calidad de
fabricación de ellas
Uso
Se las hace participar en múltiples ocasiones antes de realizar el acto sexual, durante los juegos
sexuales o fantasías al ser uno de los más famosos juguetes sexuales.
Puede servir como objeto anti-estresante por el efecto tan agradable que produce el llevarlas en
el lugar indicado, ya que emula a una masturbación infinita y estimulante.
Igualmente, se utiliza en la realización de EMSP (Ejercicios Musculares de Suelo Pélvico) en
algunos tipos de incontinencia urinaria, especialmente en mujeres con incontinencia de esfuerzo.
¿Cuánto tiempo se llevan las bolas chinas?
Las bolas chinas se llevan entre 20 minutos y una hora diaria podemos establecer tiempo de
reposo de las bolas chinas de 2 días y utilizarlas 5 días seguidos, su utilización es muy sencilla.
Para introducirla puedes ponerle un poco de lubricante a base de agua te será más fácil de
utilizar.
Su conservación es muy sencilla, lávalas con jabón neutro  antes y después de utilizar, nunca
compartas tus bolas chinas, para evitar cualquier infección.





¿El sexo adelgaza?


¿Cuántas calorías se gastan al hacer el amor?
Como cualquier otra actividad física, hacer el amor implica un aporte energético y por tanto en la
relación sexual se queman calorías.
Sin embargo debemos tener en cuenta distintas variables que son importates, como:
la duración de la relación sexual
las posturas que se adoptan
los movimientos que realizas, etc
No obtante los movimientos pélvicos, la aceleración de los latidos cardiacos, la vasodilatación de
las zonas genitales erógenas, la aceleración de la respiración, las contracciones y espasmos
musculares y el orgasmo, suponen un gasto de energía.
Haciendo un cálculo aproximado se podría decir que en una relación sexual de 20 minutos se
consumen unas 150 calorías.
Por tanto el sexo se puede considerar como una actividad beneficiosa para adelgazar.
Al comparar hacer el amor con otras actividades, según las tablas de gasto calórico vemos que
es parecido al de andar o subir y bajar escaleras.
Pero sin embargo el sexo posee otras cualidades beneficiosas que nos ayudarán a adelgazar.
En la relación sexual, las caricias, los besos, nuestro organismo experimenta una libreración de
endorfinas, sustancias quimicas naturales, y de serotonina, un neurotransmisor, que aumentan el
estado anímico, el optimismo, la sensación de placer, bienestar y felicidad. Esto nos ayuda a
evitar la depresión y la ansiedad.
Una relación sexual no satisfactoria nos puede llevar a intentar compensar estas carencias con
el placer de comer compulsivamente. También es habitual en los estados anímicos decaidos y
depresivos buscar aumentar las endorfinas comiendo alimentos como el chocolate o los dulces
en general.
Por todo ello se puede afirmar que el sexo seguro con tu pareja es beneficioso y ayuda a
adelgazar.
Te ofrecemos un comentario en clave de humor sobre el tema de este artículo para hacerte reír
un rato.
DESVESTIR A LA PAREJA
Con consentimiento: 12 calorías.
Sin consentimiento: 187 calorías.
QUITARLE EL SUJETADOR
Sin estar nervioso: 8 cal.
Estando nervioso: 36 cal.
IRSE A LA CAMA:
Cargando a la pareja en brazos: 15 cal.
Arrastrando a la pareja de los pelos: 160 cal.
OBTENER ERECCIÓN (HOMBRE):
Hombre saludable (rápidamente): 3 cal.
Hombre enfermo (pide a su pareja le tenga más paciencia): 235 cal.
PERDER ERECCIÓN:
Perder erección antes del momento preciso: 15 cal.
Tratar de obtener nueva erección: 150 cal.
MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS (CHICOS):
Poner preservativo con miembro erecto: 2 cal.
Poner preservativo con miembro fláccido: 300 cal.
MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS (CHICAS):Insertar diafragma teniendo experiencia previa: 8 cal.
Insertar diafragma sin tener experiencia previa: 95 cal.
Con ayuda de su pareja: 680 cal. (incluidas 6 cal. para que el lo encuentre)
POSTURAS:
Hombre encima de la chica (con consentimiento): 56 cal.
Hombre encima de la chica (sin consentimiento): 550 cal.
Mujer encima (hombre con erección): 75 cal.
Mujer encima (hombre sin erección): 385 cal
PROBLEMAS DURANTE EL ACTO:
Movimiento de “in-out” normal: 7 cal.c/u.
Movimiento de “in-out” mientras sujetas manos y piernas de ella: 80 cal. c/u.
Resbalarse sobre las sabanas levemente: 9 cal.
Resbalarse sobre las sabanas hasta caerse: 35 cal.
Tendón encogido por una mala posición: 77 cal.
ORGASMO CHICAS:
Real: 27 cal.
Fingido: 360 cal.
INTENSIDAD DEL ORGASMO:
La expresión de ella no cambio nada: 3 cal.
Escucho cantos de sirenas: 15 cal.
Vio las estrellas: 90 cal.
Se pego contra el techo: 140 cal.
SALIDA DEL MIEMBRO:
Después del orgasmo: 12 cal.
Antes del orgasmo: 300 cal.
DISCUSIONES DESPUÉS DE:
Confesarle que tiene el pene muy chico: 574 cal.
Confesarle que tiene la vagina muy grande: 475 cal.
EXPERIMENTAR SENTIMIENTOS DE CULPABILIDAD:
Orgasmo ocurre de una forma natural: 53 cal.
Orgasmo ocurre mientras se siente culpable por ser infiel: 112 cal.
Orgasmo ocurre a la hora del almuerzo en el trabajo: 133 cal.
SER ATRAPADO EN EL MOMENTO DEL COITO:
Por los papás de tu novio o novia:510 cal.
Por la esposa o esposo de la pareja:700 cal.
Por un familiar cercano: 260 cal.
Por uno de tus hijos: 325 cal.
EXPLICACIONES:
Quedarte callado e inmóvil como si nada: 90 cal.
Tratar de explicar lo sucedido: 275 cal.
Saltar de la cama y salir corriendo por la ventana: 450 cal.
Vestirse mientras corres y te persigue el perro: 825 cal.
CONCLUSIÓN: ¡Hacer el amor adelgaza!



RECUPERA LA PASIÓN  


Redescubre tu vida íntima de pareja, te proponemos algunos trucos.
En primer lugar, empieza por reencontrar tu propio placer. Explora tu cuerpo y practica el
auto erotismo. Despierta tus sentidos y tu sensualidad para poder compartirla con tu pareja.
Reavivar  el deseo con nuestra pareja empieza por reencontrarnos con nuestra  pasión. Erotiza
tu cuerpo, mímalo y comienza por auto estimularte. Date  permiso para encontrarte eróticamente
contigo misma
Procura que los momentos y lugares donde tenga lugar vuestra intimidad sexual sean lo más
eróticos y agradables posibles
Líbrate de la presión de “tener que alcanzar el orgasmo”.  Es importante que en vuestros
encuentros sexuales os concentréis en dar  y recibir placer. El placer derivado de encontrarte
sexualmente con tu pareja es mucho más amplio que la experiencia orgásmica aislada.  
Despierta el erotismo de tu cuerpo anestesiado. Todo tu cuerpo es erótico y por tanto receptor
sensible a los besos y caricias. No centres la sexualidad sólo en los genitales, la piel es el mayor
órgano erótico que poseemos.  La totalidad de nuestro cuerpo está revestida por la piel, un
órgano  que responde de manera sensible al tacto, a la presión y a los besos y  caricias eróticas.
Aprende con tu pareja el arte del masaje erótico.
  Practica juegos eróticos para reavivar el deseo.  Juegos de seducción con escenografía y
representaciones con contenido  erótico y sexual. Da luz verde a la creatividad sexual y destierra
la  rutina de las relaciones sexuales siempre en los mismos sitios, lugares y  llevadas a cabo de
la misma forma. ¡Juega! Pon en marcha tus  fantasías, nueva lencería, olores sugerentes,
horarios sorpresivos,  lugares excitantes…Explora los deseos de tu pareja y expresa los tuyos
propios.                                                                                        
Por último, recuerda no tener prisa, el placer sexual se cuece a fuego  lento La sexualidad es
una aventura para compartir con tu pareja, es  algo que debéis ir aprendiendo y practicando
juntos ¡Los buenos amantes no nacen, se hacen!





CONSEJOS UTILES PARA LA VIDA SEXUAL
Os vamos a dar algunos consejos para mejorar vuestra vida sexual. Después de un tiempo, las relaciones de pareja se pueden estancar y con el tiempo pueden llegar a romperse. Mantener viva la llama de la emoción y el deseo depende de nosotr@s y de como no lo trabajemos.
Estos tips o consejos son:
  1. Planifica tus citas sexuales: planificamos todo en nuestra vida (ir al gimnasio, hacer la compra…), pero no para practicar el acto sexual. Podríamos pensar que eso nos restaría romanticismo, pero  si no hay tiempo (sobre todo cuando hay hijos) no habrá nada. Para mantener una relación de pareja satisfactoria, es imprescindible tener encuentros íntimos que aumenten y mantengan nuestros lazos.
  2. Sal fuera de casa: las parejas suelen caer en la rutina y eso mata la relación. Busca nuevo lugares, en donde podáis relanzar vuestra pasión, un hotel, el coche, etc. No olvidarse de ser jóvenes.
  3. Redecora la habitación: Si no puedes salir fuera de casa (salud, tienes hijos, tu economía no está en sus mejores momentos…) esta puede ser una buena solución. No hace falta que te metas en obras, sólo unos pequeños detalles que marquen la diferencia; incorporando sencillos objetos como velas, cojines…. crearás un ambiente apasionante sin gastarte mucho dinero.
  4. Pide lo que te gusta: no temas en contarle a tu pareja lo que quieres probar. Una buena comunicación es primordial en una relación de pareja. Acceda o no tu pareja, te ayudará a mejorar  vuestro vínculo de confianza y ayudará a que tu pareja también te proponga nuevas cosas.
  5. Busca satisfacer y conocer los gustos de tu pareja: para que una relación funcione, los dos tienen que disfrutar y querer estar juntos.
  6. Innova: hay miles de técnicas y acciones que pueden incrementar la vitalidad de tu vida sexual: libroswebsjuegos, juguetes eróticos….
  7. No ignores los problemas sexuales: no les des la espalda a los problemas que dificulten una relación sexual satisfactoria (fundición eréctil,  ). Consulta con tu médico o especialista y busca soluciones. A veces la solución es tan fácil como comprar un bote de lubricante.
  8. Tomaos vuestro tiempo: cuando las parejas llevan tiempo juntas, saben como conseguir una relación sexual satisfactoria rápidamente. Esto es perfecto, pero no lo conviertas en rutina.
  9. Olvida lo que haga el resto de la gente: ¿cuánto es la cantidad de sexo que debería practicar una pareja? A esta pregunta sólo la puedes responder tu y tu pareja, pues es lo que queréis los dos lo que os hará felices. Para esto tiene que existir compenetración total con el otro y mantener una actitud activa respecto al sexo.
  10. Practica, practica y practica: como casi todo en este mundo, la experiencia es la madre de la ciencia. Cuanto más practiques, mejor amante serás, más ideas se te ocurrirán y probarás, más disfrutará tu pareja, más tiempo querréis pasar juntos, y por tanto más se incrementarán vuestros lazos.




     CUIDAR LA SALUD SEXUAL

    Es muy importante tomar conciencia de la salud sexual. No solo hay que tomar precauciones para evitar un posible embarazo cuando no es deseado, ademasexisten mas de 30 infecciones que hay que tener muy presentes, y fácilmente se pueden contraer durante las relaciones sexuales si no se toman las precauciones oportunas.
    Algunas de las infecciones contagiosas producen síntomas muy molestos, incluso pueden producir la destrucción de órganos internos, llegando a ser letales. Cualquier persona que tenga practicas de riesgo pueden ser victima de contraer una Infección de Transmisión Sexual(ITS).

    Por ello es de suma importancia conocer las causas de las infecciones, cuales son las practicas de riesgo, que tipo de infecciones pueden contraerse, cuales son sus síntomas y tratamiento  qué hay que hacer en el caso de ser portador de una infección (ITS), y que medidas preventivas considerarse para evitar el contagio.






       Causas de las ITS

    Las ITS son un grupo de dolencias infecciosas causadas por diferentes tipos de pequeños organismos vivos. La infección puede ser causa de virus, bacterias, microbios y gérmenes microscópicos.

    El denominador común de toda ellas, es que se contagian preferentemente durante las relaciones sexuales. La mayoría de los microbios causantes de estas infecciones, necesitan lugares tibios y húmedos para vivir, por ello infectan las membranas mucosas que cubren la uretra, boca, vagina y ano. Se transmiten por el contacto directo con una lesión o úlcera sobre los genitales o la boca, pero algunos tipos de infecciones pueden estar presentes sobre la piel.


     Prácticas de riesgo

    La Vía de Contagio de estas Infecciones es mediante el intercambio sexual u otros comportamientos sexuales. Se transfiere a otra persona mediante la relación vaginal, anal u oral. El sexo anal lleva mayor riesgo de contagio de transmitir infecciones, ya que el ano es un órgano en el que residen gérmenes que, siendo beneficiosos allí para las funciones digestivas (saprofitos), si colonizan otros lugares del organismo, dan lugar a infecciones (parásitos). 

    Cuando se mantiene una relación sexual y no se conoce si la pareja puede ser portadora de una infección, no sólo hay que prevenir o evitar las prácticas coitales, las prácticas orales son igual de arriesgadas y hay que tomar las mismas medidas preventivas. Además de la transmisión por fluidos, existen tres infecciones que pueden contagiarse también por la sangre: la sífilis, la hepatitis B y el VIH. 

    Las tres infecciones, si no son tratadas, pueden causar daños a órganos internos e incluso pueden provocar la muerte. Otras formas no sexuales de transmitir las ITS son la transfusión de sangre contaminada, la transmisión de la madre al feto a través de la placenta y a través de la leche, al dar de mamar.


      Comportamientos de riesgo

    - Tener parejas sexuales múltiples sin protección.
    - Tener antecedentes de haber sufrido ITS. 
    - Ignorar los síntomas por falta de información o por querer ocultarlo, contribuye a su propagación. 
    - En ocasiones, una persona puede haber contraído una infección y no presentar síntomas, contagiando así a más personas.

    Las relaciones sexuales son cada vez más frecuentes, especialmente entre la juventud. El 85% de los casos de ITS aparecen en una población joven, entre los 15 y 30 años. 

    El alto índice entre jóvenes es debido a que tienden a cambiar con más frecuencia de pareja, no utilizan métodos de barrera para evitar el contagio, no existe conciencia de contagio y no tienen información suficiente contribuyendo a ignorar los síntomas.

    En ocasiones, la vergüenza o ignorancia provocan que no se consulte al médico y la infección no es tratada. La vergüenza también ha motivado a la automedicación, siendo un acto completamente perjudicial, ya que es posible cubrir los síntomas sin eliminar completamente la infección.



    ¿Como saber mis días fértiles?

    Para esto es importante recordar el calendario de ovulación, que se diagrama alrededor del evento clave para la fertilidad: la ovulación. La ovulación se produce alrededor del día 14 del ciclo para las mujeres que son regulares, es decir, en los casos en que el ciclo dura alrededor de 28 días. Pero hay mujeres a quienes el ciclo menstrual se les presenta con irregularidades, que pueden volverlo significativamente más corto o más largo. Para ambas hay formas de averiguarlo.
    Si te preguntas como saber mis días fértiles, esta es la información que debes tener en cuenta.

    ¿Como saber mis días fértiles si soy regular?

    En ese caso, el cálculo es bastante simple. Simplemente sabiendo qué duración tienen tus períodos, debes identificar el día del medio. Por ejemplo, si tu ciclo de ovulación dura 28 días, el día 14 estarás ovulando. Sabiendo esto, se identifican como días fértiles a los dos o tres días previos y a los dos o tres días posteriores. De todos modos, el día de mayor fertilidad y mayor chances de concepción es el día exacto  de la ovulación.
    Un dato importante para reconocer las etapas del ciclo es tener en cuenta que se considera como el día 1 al momento en que inicia el primer sangrado de la menstruación, y se cuentan los días a partir de allí.
    Si no lo has hecho hasta ahora, es importante que comiences a llevar registro de las fechas de inicio y término de tus períodos. Esto te permitirá ubicar el día de la ovulación, ya que los períodos regulares pueden tener desde 25 a 32 días.

    ¿Como saber mis días fértiles si soy irregular?

    En este caso es algo más incómodo, pues no hay forma de suponer en qué días se produce la ovulación. También para las mujeres irregulares es bueno llevar registro de las fechas de los períodos anteriores, ya que, de encontrar alguna suerte de patrón, puede llegar a identificarse cuál es el período central del ciclo.


    Además de esto, hay dos métodos naturales que ayudan a saber qué días son los de mayor posibilidad de concebir. Uno se llama método de la temperatura basal, y el otro es el método Billings.
    • El método de la temperatura basal consiste en tomar la temperatura del cuerpo antes de levantarse de la cama todos los días. La temperatura debería ser constante hasta unos días antes de la ovulación. Cuando el termómetro se eleva aproximadamente medio grado, la ovulación está a punto de comenzar y es un buen momento para buscar un bebé.
    • El método Billings propone considerar las propiedades del moco cervical, que también conocemos como flujo vaginal, para determinar las distintas etapas del ciclo menstrual, ya que, a fin de facilitar la procreación, su consistencia cambia cerca de la llegada de la ovulación.
    Luego de la menstruación el flujo desaparece por algunos días. Este período de sequedad es también un período de infertilidad. Luego reaparece el moco, con una consistencia densa, pegajosa y opaca. Cuando este flujo comienza a volverse más elástico, más transparente y más lubricante, está indicando un mayor grado de fertilidad.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario